CUENTA DE RESULTADOS PREVISIONAL

La cuenta de resultados (o cuenta de pérdidas y ganancias) representa el beneficio contable de la empresa que se obtiene por comparación de los ingresos generados con los gastos incurridos durante un periodo de tiempo. Este periodo es habitualmente anual.

La cuenta de resultados se elaborará, lógicamente, a partir de unas hipótesis iniciales para los conceptos de ingresos y gastos, que deberán estar sustentadas en el Plan de Empresa desarrollado en los capítulos anteriores. Es muy importante que estas hipótesis sean defendibles ante terceros, pues de otra forma restaría credibilidad a todo el Plan de Empresa.

Tenéis un ejemplo en la página 297 del libro.

CONCEPTO
2.008
2.009
2.010
INGRESOS

Ventas



Prestaciones de servicios



Subvenciones



Otros ingresos (no de la activ.)



(A) TOTAL INGRESOS



GASTOS

Compras.



Variación de existencias.



Sueldos y salarios.



Cargas sociales (S.S.)



Amortiz. inmov. material.



Amortiz. inmov. inmaterial.



Arrendamientos (alquileres).



Reparación y conservación.



Servicios profesionales independientes



Transportes.



Primas de seguros.



Servicios bancarios y similares.



Publicidad y propaganda.



Suministros (luz, agua,gas).



Comunicaciones (teléfono)



Tributos no estatales.



Otros servicios.



(B) TOTAL GASTOS



(C=A-B) RESULTADO EXPLOTACIÓN



(D) Gastos financieros



(E=C-D) RESULTADO ACTIVIDAD



(F) Impuesto



(G=E-F) RESULTADO DE LA EMPRESA


Los diferentes conceptos que constituyen la cuenta de resultados son los siguientes:


Ingresos:
En este concepto se incluyen todos las partidas de ingresos, que se prevean van a generarse en los periodos a considerar. El detalle de los ingresos se podría consignar de acuerdo con la siguiente clasificación:
  • Ventas: en este concepto se incluirán, las estimaciones de ingresos por ventas de los productos o servicios objeto del negocio. Es relevante tener en cuenta la posible existencia de la estacionalidad de las ventas, es decir, que no en todos los meses del año se vende de igual forma.
  • Otros Ingresos: donde se incluirán ingresos atípicos, fuera del objeto principal de la empresa, y que para facilitar su cumplimentación se podrían agrupar en los siguientes conceptos:
  • Subvenciones de Capital: aportaciones realizadas a fondo perdido por entidades públicas para el establecimiento de la estructura básica de la empresa. Se consideran ingreso en función del plazo de amortización del bien al que están subvencionando, generalmente en cinco años.
  • Subvenciones de Explotación: aportaciones realizadas a fondo perdido por entidades públicas para asegurar a la empresa una rentabilidad mínima. Se consideran ingreso del ejercicio en el que se reciben.
  • Ingresos Financieros: son los ingresos provenientes de la gestión financiera de la empresa en concepto de intereses de préstamos y créditos concedidos, de rentas generadas por participación en el capital de otras empresas, del rendimiento de la cartera de valores u otras inversiones financieras del capital, etc.
  • Ingresos por Descuentos sobre Compras: se incluirán los descuentos que realizan los proveedores sobre el precio de compra de tarifa, donde se pueden incluir rápeles, descuentos de volumen, descuentos por pronto pago, etc.
  • Otros Ingresos: en este concepto se consignarán los ingresos adicionales que no se generan de la actividad principal de la empresa, entre los que podríamos considerar los ingresos por venta o arriendo de inmovilizado (edificios, terrenos, etc.), venta de activos financieros, etc.

Gastos
En este concepto se incluyen todas las partidas de gastos previstas, a las que se debe hacer frente para desarrollar la actividad empresarial (tanto directos o variables como indirectos o fijos). El detalle de los gastos se podrá consignar con arreglo a la siguiente clasificación:
  1. Gastos Variables
    • Compra: en este concepto se incluirán las compras de bienes o materias primas destinadas al proceso de elaboración y ejecución de los productos o servicios objeto del negocio.
    • Variaciones de Existencias: en este apartado se recogen las diferencias entre las existencias iniciales y finales de productos, mercaderías, materias primas, etc. al final de cada ejercicio (para calcular el incremento o reducción del stock durante el periodo).
Si las existencias al final del ejercicio son superiores a las que había al comienzo del mismo la diferencia figurará como un ingreso incrementando el beneficio del ejercicio. Si por el contrario, las existencias al final del ejercicio son inferiores a las que había al comienzo del mismo la diferencia figurará como un gasto disminuyendo el beneficio del ejercicio.
    • Trabajos Realizados por Terceros: incluye el valor de los trabajos contratados a terceros como parte del proceso de producción o de prestación del servicio.
    • Salarios: en este concepto se incluirán las previsiones de costes de mano del personal que participa directamente en la actividad objeto del negocio. Este concepto debe incluir el coste de empresa, por lo que se deben considerar los salarios (importe bruto del salario antes de los descuentos del IRPF y de la seguridad social a cargo del trabajador), el importe de Seguridad Social a cargo de la empresa y cualquier otro coste fijo imputable directamente a la mano de obra.
    • Gastos de Transporte: se incluirán los gastos de transporte ligados directamente con la producción y comercialización del producto o la prestación del servicio.
    • Comisiones e Incentivos: este concepto debe incluir los importes variables con los que se remunera a ciertos empleados de la compañía (adicionalmente a los sueldos y salarios).
    • Otros Gastos Directos: en este apartado se incluirá cualquier otro gasto no consignado en los apartados anteriores, y que son imputables directamente al desarrollo de la actividad empresarial. En este apartado se pueden incluir aquellos gastos comerciales incurridos para favorecer la venta de los productos/servicios, tales como promociones, regalos, alquiler puntual de instalaciones comerciales o puntos de venta transitorios (para campañas), etc.
  1. Gastos Fijos
Consideramos gastos fijos aquellos que no están producidos directamente por el proceso de negocio, sino que son necesarios para soportar la estructura y operaciones de la compañía
    • Salarios de Mano de Obra Indirecta: en este concepto se incluirán los costes salariales y de seguridad social de los empleados que no participan directamente en el proceso de producción o entrega del bien o servicio (personal administrativo, personal de recursos humanos, estructura directiva, etc.).
    • Honorarios de Servicios Profesionales: que incluye los importes de los servicios profesionales que se van a prestar a la empresa, como despachos de abogados, gestorías, asesores, etc.
    • Gastos Financieros: donde se incluirán los gastos imputados por las entidades financieras en concepto de comisiones bancarias, gastos bancarios, etc.
    • Amortizaciones: El origen de este concepto es la pérdida de valor (depreciación) de un activo a lo largo del tiempo. La amortización es el reflejo contable de la depreciación de los bienes de la empresa que forman parte del inmovilizado.

Los bienes de toda empresa sufren una depreciación (pérdida de valor) que se refleja contablemente a través de la amortización, contabilizándose esta pérdida de valor como un gasto deducible de la empresa.
El Ministerio de Hacienda ha establecido unos coeficientes de amortización de los bienes de la empresa en función de la depreciación estimada para cada bien y el número mínimo y máximo de años en los que los bienes de la empresa se amortizan.

  • Arrendamientos: importe de los costes de alquiler por la utilización de bienes de terceros (edificios, maquinarias, instalaciones, elementos de transporte, etc.).
  • Reparaciones y Mantenimiento: que incluye los gastos derivados del mantenimiento de los bienes de la compañía, incluyendo tanto materiales como contrataciones de empresas especializadas.
  • Primas de Seguros: que incluye los importes a abonar a las entidades aseguradoras para cubrir los riesgos habituales (incendio, robo, etc.) en los bienes de la empresa así como las primas para cubrir los riesgos derivados de la actividad empresarial.
  • Suministros: incluye los costes periódicos de consumo de suministros de energía, agua, telecomunicaciones y cualquier otro necesario para desarrollar la actividad empresarial.
  • Publicidad: que considera los gastos derivados del desarrollo de la actividad de publicitaria, marketing y relaciones públicas de la empresa, así como patrocinios, eventos, etc.
  • Material de Limpieza, Higiene y Sanitario: que incluye los costes de mantenimiento y saneamiento periódico de los locales y ubicaciones de la compañía
  • Otros Gastos Fijos: donde se debe incluir cualquier otro gasto no consignado en los grupos anteriores y que se generen fuera del proceso productivo de la compañía.
  • Intereses: si se ha solicitado un préstamo a una entidad financiera mediante el pago de una cuota en la que parte corresponde a capital que se devuelve y el resto corresponde a los intereses del préstamo, que son los que se reflejan como gasto del ejercicio.
  • Impuestos: se incluirán todas las tasas o tributos que se abonen a cualquier entidad pública del Estado, ya sea municipal, autonómica o nacional.

Resultados Obtenidos:

  • Margen Bruto: que es la diferencia entre los Ingresos y los Gastos Directos, de forma que es un indicador del rendimiento del proceso de negocio, ya que este margen es directamente gestionable, ya sea incrementando ingresos (vía ventas o incremento de precios, por ejemplo) o reduciendo los gastos de producción o entrega del bien o servicio.
  • Beneficio antes de Intereses e Impuestos: que es la diferencia entre ingresos y gastos directos e indirectos, excepto gastos financieros e impuestos.
  • Beneficios antes de Impuestos: diferencia entre gastos e ingresos, sin considerar el concepto de impuestos.
    Si la forma jurídica elegida por el promotor es la de una Sociedad Mercantil que durante el ejercicio anterior ha facturado menos de 3.005.060,50 euros (las consideradas PYME), tributará al tipo impositivo del 25 por ciento sobre los primeros 90.000 euros de beneficio y el 30 por ciento sobre el exceso
  • Beneficio Neto: que representa el beneficio real de la compañía y es la diferencia entre el total de ingresos y el total de gastos, una vez hechos todos los descuentos.